La cifosis, también conocida como "espalda curvada" o "joroba", es una enfermedad por la cual la columna vertebral se curva excesivamente en la parte superior de la espalda. La parte superior de la espalda o "región torácica de la columna vertebral" debe tener una leve curva natural. La columna vertebral se curva naturalmente en el cuello, la parte superior de la espalda y la parte baja de la espalda para ayudar a absorber impactos y soportar el peso de la cabeza. La cifosis se presenta cuando este arco natural es mayor de lo normal.

Si tiene cifosis, podría tener una joroba visible en la parte superior de la espalda. Visto de lado, podría tener la espalda obviamente redondeada o protuberante. Además, las personas con joroba dan la apariencia de que andan encorvados y es obvio que el área de los hombros la tienen redondeada. La cifosis puede causar una presión excesiva en la columna vertebral, que provoca dolor. También podría ocasionar dificultades para respirar debido a la presión que ejerce en los pulmones.

Causas

La cifosis puede afectar a personas de cualquier edad. Es poco común que se presente en recién nacidos porque generalmente es ocasionada por una mala postura. La cifosis ocasionada por una mala postura se llama "cifosis postural".

Otras posibles causas de la cifosis son:
Envejecimiento (especialmente si tiene mala postura), debilidad muscular en la parte baja de la espalda, enfermedad de Scheuermann (le ocurre a los niños y no se conoce la causa), artritis u otras enfermedades óseas degenerativas, osteoporosis (pérdida de fortaleza ósea debida a la edad), lesiones en la columna, hernia de disco, escoliosis (curvatura de la columna).

Con menos frecuencia, lo siguiente también podría causar cifosis:
Infección en la columna, defectos congénitos (como espina bífida), tumores, enfermedades en el sistema endócrino, enfermedades en los tejidos conjuntivos, poliomielitis, enfermedad de Paget, distrofia muscular.